Manuel Díaz Fernández

Nace en Santa Cruz de La Palma el 4 de Mayo de 1966. Siempre aficionado a la pintura desde pequeño. En 1981 entra en el Instituto Alonso Pérez Díaz, y en 1985 termina el bachiller. Ingresa en la Escuela de Artes Aplicados y Oficios Artísticos de Santa Cruz de La Palma, donde ya se dedica con mayor vocación a la pintura, consiguiendo el graduado en 1987. Estudio de arte en el Instituto Europeo de Diseño en Roma 1988. El mismo año ingresa en la compañía Iberia.

…Naturalmente, los paisajes espectaculares de La Palma inspiran algunos elementos claves que reaparecen como un motivo principal en muchas creaciones de Manuel. El mar y las puestas de sol de vistoso colorido en la costa oeste de la isla, las formaciones volcánicas, las nubes de los vientos alisios, la fauna y flora subtropical. Pero el pintor no reproduce nunca los colores naturales y las formas reales, sino invita a pasear por un mundo artificial, un mundo surrealista. A veces, los paisajes en las pinturas de Manuel parecen como creaciones para películas de dibujos animados, orginales y encantadoras.

Colores fuertes y llamativos de “cómic” dominan sus pinturas que están pobladas de divertidas criaturas de fantasía: allí vuelan pájaros con colas de pescado y plumas como flores abiertas, peces que vuelan, palmas con lirios, tortugas que sonríen graciosamente, con corazas que parecen diamantes radiantes, ángeles diminutos y enanos que llevan inmensos “sombreros de Napoleón”.

Las creaciones de Manuel provocan alegría en el espactador, sea un niño cautivado o un adulto asombrado. La causa de ese alegre estado de ánimo que van creando no hay que buscarla sólo en los colores vivos y alegres, casi “caribeños” de sus pinturas o en el aspecto de que evocan películas de dibujos animados tropicales. Sugestionan un mundo intacto e inocente, un lugar perdido al que se retorna en pensamientos y sueños. O como lo expresó la poeta Elsa López: “….ese universo de amor y ficción…un mundo en el que podemos pasearnos sin miedo al dolor y a las pérdidas.”

 Texto: Berthold Volberg

Ver más en: www.manueldiazfernandez.com

Publicaciones relacionadas en La Revista de La Palma

Share

Palabras Clave: ,


No comments yet.

Deja un comentario