La isla de La Palma. Un paraiso en medio del Atlántico.

Un paraiso en medio del Atlántico.

Un lugar para disfrutar de los pequeños grandes placeres de la vida.

La isla de la Palma se encuentra en la parte Noroccidental del archipiélago Canario. Pertenece a la Provincia de S/C de Tenerife. Tiene una superficie de 708, 32 kilómetros cuadrados y su altitud es de 2.426 metros, algo que parece increible en tan poca superficie.

Tiene  una población de unos 87.000 habitantes, dividida en 14 municipios:

BarloventoBreña AltaBreña Baja, El PasoFuencalienteGarafíaLos Llanos de Aridane, PuntagordaPuntallanaSan Andrés y SaucesSanta Cruz de la Palma, la capital de la isla, TazacorteTijarafe y Villa de Mazo.

La isla es un pequeño paraiso que emergió de las aguas ya que su origen es volcánico. Es una de las islas más jóvenes del archipiélago. Se divide en dos zonas climáticas diferenciadas mediante una cadena de volcanes, Cumbre Vieja.

La Palma, llamada “La Isla bonita”, oLa Isla verde, y sin duda tiene estos apelativos bien merecidos. Su belleza natural la convierte en un auténtico tesoro para la vista donde los bosques y parajes de impresionante vegetación  contrastan con bruscos acantilados y otros paisajes de origen volcánico.

Todo su territorio está declarado “Reserva Mundial de La Biosfera”** por el Consejo Internacional de Coordinación de la UNESCO en sesión Plenaria  celebrada en París el día 6 de noviembre de 2002.

Como el resto de las islas del Archipiélago Canario, goza de un clima privilegiado, que te permitirá poder disfrutar de sus playas de arena negra prácticamente durante todo el año. Cuenta con una amplia oferta de turismo rural

Aunque es conocida por el carácter apacible y tranquilo de su gente,  curiosamente es un lugar ideal para aventureros, deportistas,  y amantes del ocio activo en general.

El cielo de La Palma  es ideal para la observación astronómica, lo que la convierte en un destino perfecto para el Astroturismo y en punto de encuentro para la comunidad astronómica internacional. En el punto más elevado de la isla, se encuentra el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos,  una de las baterías de telescopios más completa del mundo.

No se puede dejar de mencionar, ni de probar,  su gastronomía,  que destaca en  la calidad de sus vinos y por su amplia repostería.

En definitiva, La Palma es una isla para desconectar, descansar y disfrutar de los pequeños grandes placeres de la vida.

** En Junio de 1983, la Unesco declaró 511 hectáreas de la finca El Canal y Los Tiles de la isla de La Palma “Reserva Mundial de la Biosfera” para salvaguardar el ecosistema de la laurisilva macaronésica.  En 1998,  la Reserva pasó a comprender el territorio de 13.240 hectáreas, 27 veces mayor que la finca inicial del Canal y Los Tiles. Hasta que finalmente, el 6 de noviembre de 2002, la Unesco aprobó la ampliación de esta calificación y toda la isla se convirtió en Reserva Mundial de La Biosfera,  lo que nos lleva a la  denominación actual de  ”Reserva Mundial de La Biosfera La Palma”

Las Reservas de la Biosfera “son zonas de ecosistemas terrestres y/o costeros o marinos, o la combinación de los mismos, reconocidas como tales en un plano internacional en el marco del programa MAB de la Unesco”. Sirven –añade el organismo internacional- para impulsar armónicamente la integración de las poblaciones y la naturaleza a fin de promover un desarrollo sostenible mediante un diálogo participativo, el intercambio de conocimiento, la reducción de la pobreza, la mejora del bienestar, el respeto a los valores culturales y la capacidad de adaptación de la sociedad ante los cambios.

Share

Palabras Clave: ,


No comments yet.

Deja un comentario