El perro maldito en Puntallana

Según una vieja tradición del pago de La Galga (en el municipio palmero de Puntallana), por las vísperas de San Bartolomé (24 de agosto) «el diablo —o perro maldito— anda suelto»

Un grupo de vecinos ideó el Diálogo entre El Bien y El Mal, una breve obra teatral inspirada en los autos barrocos del Corpus y protagonizada por personajes alegóricos. El libreto es escrito ex profeso cada año y en él aparecen referencias a los males y bienes de ese año, representados por sucesos recientes acontecidos y por viejas reivindicaciones sociopolíticas del barrio.

El entorno de la antigua ermita de San Bartolomé Apóstol se convierte en escenario natural de la puesta en escena. Comienza entonces una disputa verbal entre dos ángeles. El ángel malo o demonio (vestido de negro y rojo, con cuernos y rabo, siguiendo la iconografía tradicional), subido en una azotea, se dirige al público comunicándole su intención de producir el caos. Interrumpe su temible alocución el ángel bueno, colocado en el balconcito de la ermita, desde donde tañe las campanas (vestido de blanco y alado). En un momento determinado invade la calle, a cuyos extremos se extiende el público, el Perro Maldito o demonio, concebido como una tarasca (gran cabeza de pasta de papel y cuerpo de tela bajo el cual se alojan sus cuatro conductores), acompañado por el ritmo ensordecedor de un grupo de batucada.

La tarasca se convierte en la gran protagonista de la noche. Corre de un lado a otro, deambula arrojando sus males sobre los vecinos, aunque todos viven en el convencimiento de que San Bartolomé les favorecerá y protegerá. La famosa y recordada jaculatoria será de nuevo vencedora en la víspera del santo patrón: San Bartolomé bendito, amarra al perro maldito.

Ver especial El perro maldito por Mª Victoria Hernández Pérez ( Cronista Oficial de Los Llanos de Aridane)

Ver galería de fotos>>

Ver noticias y programas de Fiestas de San Bartolomé en Puntallana>>

Ver calendario de fiestas de La Palma al completo >>

Share

Palabras Clave: , ,


No comments yet.

Deja un comentario