Cueva de Carías

En la vertiente septentrional del barranco de Las Nieves, se hallan emplazadas las cuevas llamadas de Carías, a las que se accede a través de una serventía que comunica, hacia lo alto, con la plaza de La Encarnación y, hacia el nivel inferior, con la calle Carías.

Según cuentan las viejas crónicas, en la cueva principal tenía su sede de gobierno el último jefe del reino prehispánico de Tedote, llamado Bentacaize, también ortografiado Ventacayce. Tras la conquista, el capitán Alonso Fernández de Lugo instaló en esta cueva el asiento provisional del primer Concejo de La Palma, que poco después, se trasladaría a una edificación de nueva planta levantada en la plaza de España. La voz Carías procede del árabe al-caría, que significa ‘cueva’, y que en el castellano antiguo dio lugar a alcaría ‘caserío’. Después, el grupo de cuevas sirvió como refugio de los pastores que llevaban sus ganados a pastar en la cercana Dehesa de la Encarnación y, más tarde, pasaron a convertirse en leprosería.

Actualmente, la cueva principal sirve de escenario para dos representaciones: la de la obra El ídolo de Asís, de Félix Duarte, con ocasión de la fiesta de San Francisco (4 de octubre) y, la del Auto de Reyes, de Antonio Rodríguez López, en la noche del 5 de enero.

Share

Palabras Clave: ,


No comments yet.

Deja un comentario